Entradas de la categoría "Tips"

Excel es tu amigo

Te gustará más o te gustará menos pero lo tienes en tu ordenador. En nuestro gremio es habitual trabajar con Excel, una herramienta que lleva funcionando desde que, en 1985, fuera comercializada por Macintosh. Por cierto, ¿sabíais que varias versiones de Excel incluyeron juegos ocultos a los que sólo se podía acceder a través de una refinada cadena de acciones?, ¿Y que el asistente virtual CLIPO ha sido incluído en la lista de los 50 peores inventos de la historia según la revista Time?

Aquí os dejamos con un par de funciones curiosas, rarunas y hasta útiles.

Larga vida a Excel

NUEVO CÁLCULO DE LA CLASE SOCIAL

No es que nos encante tener que clasificar a las personas en función de su clase social, pero en nuestro trabajo hay que hacerlo. Y ya que lo hacemos, lo queremos hacer bien.

Pues bien, resulta que desde 1988 se venía utilizando el mismo modelo de cálculo, basado en el cruce de dos variables, referidas a la persona que aportaba los mayores ingresos al hogar. Estas variables eran el nivel de estudios y la profesión.

¿Qué ha pasado? Más bien tendríamos que decir qué no ha pasado en estos últimos 30 años: el paulatino crecimiento del nivel educativo de la población, los nuevos modelos de hogar, el retraso en la edad de emancipación, el terrible incremento de la tasa de paro en los últimos años…

De esta manera ANEIMO (Asociación Nacional de Empresas de Investigación de Mercados y Opinión Pública) y AIMC (Asociación para la Investigación de Medios y Comunicación) se han puesto las pilas para hallar un consenso en la construcción de nueva fórmula para calcular la clase social.

Sin detenernos en muchos tecnicismos, la nueva fórmula contempla las siguientes variables:

- Nivel de estudios y profesión del cabeza de familia (con rangos actualizados)

- La actividad del sustentador principal (si trabaja, si está jubilado, si está parado o inactivo)

- El tamaño del hogar y el número de individuos con ingresos en el hogar

De esta forma se estima y clasifica a los hogares por nivel de ingresos y, por tanto, por sus estilos de consumo diferentes, ni mejores ni peores, pero diferentes. Resumiendo, una clasificación más real que la anterior y acorde con los cambios sociales de los últimos años.

¡A nosotros nos ha convencido así que lo probaremos!

DA VALOR A TUS ACCIONES DE MARKETING

Ya sabéis lo del péndulo. Hace unos años vivíamos en el mundo de la emocionalidad, las lovemarks y la sublimación espiritual de los logos. ¿A qué huelen las nubes? Sum-sum, sum-sum, su-su-sum-sum https://www.youtube.com/watch?v=d-p8FxFS1_M

Pero llega la crisis, se queda unos años, machaca a muchos consumidores, mete miedo al resto y resulta que amanecemos escépticos rayando en lo cínico, descreídos, buscagangas y racionales. Compradores inteligentes. Yo no soy tonto. https://www.youtube.com/watch?v=_04vL5vmPl8

Y además cambia el paisaje de la comunicación. Pensabas que te habías llevado a la cama un plan de marketing sencillito y convencional y cuando abres el ojo resulta que al otro lado de la almohada está resoplando una maraña amorfa de minúsculas acciones diferentes, tácticas, estratégicas, para nichos, para una ciudad, para un pueblo, para un evento, para una calle, para los aficionados al quinito…

En este nuevo mundo de los resultados inmediatos y “tangibles”, con un entorno digital en el que aún mucha gente está incómoda, muchas marcas se están quedando con las hojas del rábano.http://www.1de3.es/2008/07/16/coger-el-rabano-por-las-hojas/

¿Cuánto hemos vendido? ¿Cuál ha sido nuestro ROI (medido como dinero que supuestamente nos habríamos gastado)? Tú pones un número y un símbolo de euro y la gente no pregunta más. Lo da por bueno. Y si es algo digital, ponte a contar clicks. O likes. O followers. Son métricas objetivas y sencillas. Nadie las pone en duda (!)

¿PERO ESTO ES TODO? ¿LA COMUNICACIÓN NO HACE NADA MÁS?

Los Investegas creemos que no es así. Las acciones de marketing (grandes y pequeñas, digitales y offline) tienen efectos a lo largo de todo el proceso de compra, desde la notoriedad de marca hasta la decisión final. Las ventas no suelen ser la consecuencia inmediata de una campaña táctica. Si pones en marcha una acción determinada y vendes, mucho de esa venta se deberá a que antes has construido tu marca. Y si no hay ventas inmediatas, quizá has ayudado a fortalecer la marca y generar ventas en el futuro. ¿Y si esa acción de marketing que aparentemente “no vende” y que te piden que no repitas se convierte en la clave para las ventas del año que viene?

Pues esto es lo que hacemos en el Departamento. Sabemos cómo recoger el fruto de las acciones de marketing, por pequeñas que sean, y devolverles su contribución al conjunto de la marca. Esta contribuciónse puede medir en cualquiera de las fases del funnel (¿se ha incrementado el top of mind? ¿fortalece mi imagen de marca preocupada por la sostenibilidad? ¿ha aumentado el número de consumidores que considera mi marca antes de comprar?) y se puede comparar con lo que se haya conseguido a través de otras acciones o de campañas convencionales.

Y si en estas comparaciones mostramos el presupuesto que hay detrás de cada acción, las decisiones resultan mucho más fáciles de tomar. De las acciones baratas y eficaces, haz más. Y de las caras e ineficaces, menos. Además, las diagnosticamos. Te decimos por qué está funcionando mejor o peor, para que puedas aprovechar estos aprendizajes para el diseño de futuras acciones.

¿PODEMOS AYUDARTE A PONER EN VALOR TUS ACCIONES DE MARKETING?

1